cocina

Cómo limpiar campana extractora

Limpiar la campana extractora se vuelve una tarea difícil porque dejamos pasar mucho tiempo para realizarla. Como sabemos la función de la campana extractora, extractora o campana es atraer o retener los olores, la grasa, el vapor, el calor, etc. que sale de nuestra cocina.

Y no es que hacerlo regularmente resulte un paseo por el parque, pero tampoco tiene que tornarse tan complicado. Haciéndolo regularmente y empleando ciertas técnicas descritas a continuación no resulta demasiado complicado.

La importancia de mantener limpios los filtros de la campana extractora es que la grasa de las frituras, el vapor de los guisos y sopas sumado a los olores van formando una barrera que obstruyen los filtros de grasa y los extractores de humo y les impide realizar la función para la que fueron diseñados.

Por eso debemos ser consecuentes con el uso que le damos a la campana para y la limpieza que le hacemos.

Quizás te interese leer:

Limpieza de cristales en Alcanar

Limpieza de cristales en altura en Alella

Cómo limpiar la campana extractora

Limpiar filtros de aluminio y acero inoxidable.

Podemos encontrar las campanas en diferentes diseños así encontramos unas cuyos filtros de aluminio o acero inoxidable, malla de ozono o carbono activo pueden lavarse en el lavavajillas,

La limpieza de los filtros debe realizar como mínimo una vez al mes.

El primer paso, obviamente, antes de empezar a limpiar la campana extractora es asegurarte que ésta se encuentre desconectada antes de empezar a desmontarla.

Retomando lo de los filtros que caben en el lavavajillas, las modernas básicamente, podemos también elegir una de las siguientes opciones.

  • Sumergirlos en un recipiente, cubeta, cubo o balde con agua hirviendo y agregamos amoníaco y dejamos actuar.

 

  • Aplicar productos de limpieza arranca grasa, dejar actuar y cuando la grasa haya cedido, frotar fuertemente con un cepillo o un estropajo.

 

  • La otra opción y esta es útil para aquellos filtros extractores que son grandes y no caben en ningún recipiente. Colocamos sobre la estufan una olla grande con agua la llevamos a ebullición, incorporamos bicarbonato de sodio, lentamente para que el agua no crezca y se desborde.

 

Sumergimos los filtros extractores en la olla a la misma temperatura o intensidad de llama hasta que la grasa haya sido disuelta por la mezcla.

 

Si el filtro extractor es de una sola pieza coloca puedes introducir la placa-filtro por un extremo primero, cambiar el agua y sumergir la otra parte de la placa.

 

Opcionalmente, coloca dos ollas e incorpora el bicarbonato cuando haya hervido y coloca la placa-filtro sobre las dos ollas primero por un lado y después por el otro, para que el vapor actúe sobre la grasa

 

  • Por último, retiramos de la olla y secamos con un trapo o bayeta limpia y dejamos ventilando al aire.

Para limpiar la campana extractora a profundidad no basta con limpiar los filtros, tenemos que limpiar los paneles interno y externos y el extractor de grasa.

  • Vertemos agua en dos ollas y les agregamos una cantidad generosa de vinagre o jugo de limón y colocamos en la estufa, las colocamos en una posición lo más vertical posible a la boca extractora, y llevamos a ebullición.

 

  • Conectamos la campana extractora y la ponemos en marcha a su máxima potencia y mantenemos la temperatura para que el extractor succione la mayor cantidad posible de vapor que generará el agua con el cítrico.

 

  • Debemos tener preparado más agua con limón o vinagre en otro recipiente para ir incorporando a medida que el agua va disminuyendo para no quemar las ollas y diluir completamente toda la grasa, también porque se ensuciará.

 

  • La grasa empezará a diluirse y caer sobre la cocina, con ayuda de papel toalla y guantes retira limpia la grasa inmediatamente y con mucho cuidado de no quemarte.

 

  • Cuando percibas que la mayor parte de la grasa se ha diluido, retira las ollas de la estufa, apaga la placa extractora y desconecta la campana de la fuente de electricidad antes de empezar a limpiar la campana extractora por dentro incluidos los paneles.

 

  • Con papel toalla o una bayeta de microfibra, termina de limpiar la campana extractora por dentro hasta retirar todo lo que no haya caído, pero que seguramente estará disuelto.

 

  • En los rincones y demás partes de difícil acceso utiliza un cepillo de cerdas suaves o brocha para retirar los restos de grasa.

 

  • Si la grasa que quedo en las superficies internas está muy resistente, repite la operación de las ollas las veces que sean necesarias hasta que toda la grasa se deslice hacia abajo por la acción del vapor.

 

  • Seca con papel toalla o una bayeta o paño de microfibra, los paneles internos y la placa extractora, deja ventilando unas horas antes de reinstalar los filtros de grasa. También puedes usar papel periódico y evita usar estropajos agresivos pues dañarás las superficies sobre todo las de acero inoxidable que pierden el cromo que las protege de la humedad.

Limpiar los filtros de carbono activo

Los filtros de carbono activo deben cambiarse después de 5 lavadas, ahora bien, cada lavada puede hacerse cada 3 meses, pero tomando en cuenta qué tanto cocinemos tendría que hacerse con mayor frecuencia.

  • Coloca los filtros de carbono activo en el lavavajillas, programa un ciclo de lavado intensivo, como máximo a 70º centígrados sin utilizar ningún tipo de detergente.

 

  • Escurre los filtros de carbono activo.

 

  • Cuando hayan escurrido bien, introdúcelas en el horno y programa por dos horas a 70º centígrados.

Puedes lavar, sin líquido lavavajillas y sin usar estropajo, los filtros de carbono activo con agua caliente del grifo y continuar con el resto del proceso.

limpiar la campana extractora
limpiar la campana extractora

Limpiar la campana extractora por fuera

Limpiar la campana extractora por fuera debes convertirlo en una rutina diaria, al igual que limpias la estufa cada vez la usas.

  • Si utilizas un producto de limpieza anti-grasa, rocía sobre la superficie externa de la campana y deja actuar por unos minutos.

 

  • Lleva una olla con agua a ebullición, baja de la cocina y sumerge una bayeta limpia.

 

  • Cuando haya transcurrido el tiempo que indican las instrucciones del producto, frota la superficie externa de la campana con la bayeta mojada en agua caliente para quitar la suciedad.

 

  • Repite este proceso hasta quitar toda la grasa. Enjuaga la bayeta con agua limpia, sumerge en el agua caliente y vuelve a limpiar la campana extractora por fuera.

 

  • Si no deseas utilizar un producto químico o no tienes ese día, usa vinagre o zumo de limón rebajado con agua y rocíalo con un atomizador y limpia con la bayeta mojada en agua caliente.

 

La ventaja de utilizar vinagre o zumo de limón es que no son tan abrasivos como los productos de limpieza del supermercado y además desinfectan y desodorizan de forma natural.

Otro método rápido para limpiar la campana extractora

 

Esta técnica combina zumo de limón y un arrancagrasa ideal para campanas más pequeñas y si lo haces semanalmente por ejemplo en cuyo caso no se acumulará tanta grasa como si lo haces cada mes.

 

  • Vierte agua y zumo de limón en una olla y llévala a ebullición y programa la campana extractora a máxima potencia para que succione con mayor fuerza el vapor del agua con zumo de limón que diluirá la grasa y eliminará los olores de los filtros y de los paneles internos.

 

  • Desconecta la campana extractora de la fuente de electricidad para limpiarla sin que corras ningún tipo de riesgos.

 

  • Retira entonces los filtros o rejillas que filtran la grasa y rocíalos con un producto arrancagrasa y déjalo actuar por el tiempo que establecen las instrucciones de uso del producto.

 

  • Rocía los paneles internos del mismo producto arrancagrasa deja actuar por el tiempo indicado y limpia con una bayeta de microfibra o una esponja suave humedecido con un poco liquido lavavajillas diluido en agua.

 

  • Enjuaga la bayeta o la esponja y limpia los restos de líquido lavavajillas hasta que este seguro que no queda el más mínimo residuo

 

  • Frota las rejillas con un cepillo de cerdas suaves y enjuaga con agua caliente, frota con una bayeta seca y limpia y déjalas ventilando por unas horas

 

  • Cuando estés seguro que se han ventilado correctamente la campana y los filtros o rejillas, recolócalas.
limpiar la campana extractora
limpiar la campana extractora

Consideraciones antes de limpiar la campana extractora

  • Evita usar productos abrasivos. Si realizas una limpieza mensual no necesitarás usar lejía o limpiadores granulados ni estropajos agresivos que dañan las cubiertas como el cromo en campanas de acero inoxidable pues además de deteriorarse, se rayan y pierden el lustre original.

 

  • Recuerda siempre utilizar siempre guantes y mascarillas para protegerte de los químicos de los productos.

 

  • Prográmate para limpiar la campana extractora. Hazlo cuando tengas suficiente tiempo y no tengas que manipular de prisa agua caliente y químicos.

 

  • Reemplaza los filtros cuando estén deteriorados.

 

  • Realiza una limpieza profunda mensual y limpiar la parte externa diariamente, pero debes considerar cuánto cocinas para hacerla con mayor frecuencia recuerda que la humedad se aloja a la par de la grasa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *