Como limpiar una olla quemada

A todos nos ha pasado que dejamos cocinando un pollo con caldo o el guiso y nos vamos a hacer otra cosa para aprovechar el tiempo pero olvidamos lo que dejamos sobre la estufa y sólo recordamos cuando el olor a quemado avisa.


 

No solo perdemos los alimentos, sino que a veces hasta desechamos la olla o cacerola porque si no la limpiamos adecuadamente, desde ese momento será propensa a quemar fácilmente lo que cocinemos en ella

Además cuando por fin logramos despegar, si es que lo conseguimos quedan unas manchas que dan un aspecto horrible a nuestras ollas y cacerolas.

Pero hay opciones para limpiar una olla quemada de forma fácil y económica, combinando diferentes productos que ya tenemos en nuestro hogar  con el calor.

 

limpiar una olla quemada




Técnicas para limpiar una olla quemada sin recubrimiento.


Para limpiar una olla quemada, de forma rápida siempre tenemos la tentación de recurrir a un estropajo, pero en ollas con recubrimiento cerámico, las ollas de teflón o de acero inoxidable esta herramienta puede resultar abrasiva deteriorar el recubrimiento.

El primer paso es suavizar la comida quemada


Con jabón lavavajillas


Vertimos agua en la olla quemada, a la mitad, o la cantidad que sea necesaria para cubrir las partes quemadas, agregamos jabón lavavajillas o un detergente suave y ponemos en la estufa hasta que hierva.

Bajamos la olla y dejamos el agua en ella hasta que enfríe, cuando esto ocurra, seguramente lo pegado se habrá suavizado.

Pasa una espátula de madera o plástico para terminar de despegar la comida pegada.

Con bicarbonato de sodio


El bicarbonato es un potente recurso para limpiar una olla quemada cuando los restos de comida quemada sean muy grande y se hayan quemado de forma extrema.

Vierte agua en la olla y agrega una cantidad generosa de bicarbonato de sodio, coloca en la estufa y caliente hasta llevar a ebullición.

Retira del fuego y frota con una esponja suave para terminar de quitar los restos de comida que todavía queden pegados.

Si quedaran restos de comida pegada, coloca sal sobre la costra y deja actuar la sal por 30 minutos, transcurrido ese tiempo, frota con una esponja suave sobre la costra.

Debes frotar con cuidado para actuar sobre la costra y no sobre la superficie de nuestra cacerola.

Crema tártaro.


Este producto que se usa para preparar repostería, es muy rico contenido de ácido tartárico e hidróxido potásico, dos elementos que actúan como efectivos agentes de limpieza.

Para limpiar una olla quemada con crema tártaro, prepara una mezcla de este producto con un poco agua. Debes dar una consistencia espesa.

Cubre con esta masa, hasta crear una capa sobre el fondo de la olla.

Deja reposar toda la noche.

Por la mañana toda la costra estará despegada y podrás lavar como de costumbre.

Crema tártara con vinagre.


Si no quieres esperar hasta el día siguiente para limpiar una olla quemada con crema tártara, en lugar de agua, prepara la pasta con vinagre.

Cubre la olla con la mezcla que acabas de preparar (en las mismas proporciones que cuando usamos agua para hacer la mezcla)

Deja reposar por 10 diez minutos.

Transcurrido este tiempo frota con una esponja suave para terminar de despegar la costra de comida.

Ten en cuenta que esta mezcla es mucho más abrasiva, sin embargo, obtendrás la ventaja adicional de la limpieza con ácidos: la desinfección y la eliminación del olor a quemado.

Puedes utilizar esta técnica con bicarbonato de sodio, pero la pasta con crema tártara es más estable.

https://youtu.be/icrtX88tnVI

Refresco de cola


Para limpiar una olla quemada con refresco de cola debemos tener presente que es un producto altamente abrasivo.

Vierte el refresco de cola sobre la olla y lleva a ebullición.

Cuando haya hervido, retira el refresco, no lo dejes reposar, y lava inmediatamente.

Las propiedades de corrosión del refresco de cola combinadas con la temperatura harán que la comida pegada despegue fácilmente.

Con sal


Podemos recurrir a la sal para limpiar una olla quemada, que no haya quedado muy afectada.

Si ya lavaste con jabón y esponja y todavía quedan restos de comida pegada, cúbrelos con sal, usa la cantidad en proporción a la cantidad al tamaño de la costra.

Deja reposar la sal sobre la comida pegada por 30 minutos.

Transcurridos ese tiempo, vierte un poco de agua y frota con un esponja suave, la sal como es abrasiva habrá penetrado en la estructura de la costra disolviéndola y la arrastrará cuando frotes.

Si queda algo de comida pegada, pon la olla a hervir con todo y el agua con sal. Retira de la estufa y deja enfriar.

Cuando sea seguro para ti, vuelve a frotar con la esponja.

Lavar la cacerola


Usa tu lavavajillas de siempre y frota con una esponja suave.

 

Eliminar las manchas de las ollas quemadas


Para eliminar las manchas que produce la comida quemada intenta lo siguiente.

Bicarbonato de sodio


Prepara una mezcla con 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y una parte de agua, mezcla hasta formar una pasta y cubre la mancha o las manchas con esta mezcla.

Deja actuar esta mezcla por diez minutos. Transcurridos los diez minutos frota con una esponja suave.

Lejía


Generalmente el uso de lejía se desaconseja, pero si la mancha es profunda intenta lo siguiente:

Vierte agua en la olla y agrega unas gotas de lejía y diluye.

Coloca en la estufa y lleva a ebullición, deja hervir  por tres minutos más y deja enfriar.

Cuando sea seguro para ti, sin botar el agua con lejía, frota con una esponja suave.

Puedes usar lejía para despegar la costra de comida quemada, pero recuerda que es un producto altamente abrasivo y con elementos químicos que pueden ser nocivos para la salud. Por tanto recuerda:

Usar guantes de limpieza para evitar irritaciones en la piel

Ventilar bien la cocina, para no correr riesgos de intoxicación debido al vapor que generará.

Si no se manipula correctamente, puedes dañar las superficies y provocar daños a tu salud.

Limón


El limón es muy efectivo para quitar manchas provocadas por alimentos quemados, requiere un poco de dedicación, pero tiene la ventaja de ser un producto natural.

Vierte jugo de limón sobre la mancha y frota con una esponja suave, repite el proceso hasta que la mancha se haya atenuado completamente.

También puede colocar una rodaja de limón sobre la mancha y dejarla actuar por 30 minutos y frota con una esponja suave.

limpiar una olla quemada
limpiar una olla quemada


Peróxido de hidrogeno y bicarbonato de sodio

Tanto el peróxido de hidrogeno, que se comercializa también como agua oxigenada, y el bicarbonato de sodio tienen propiedades blanqueadoras, así que combinados resultan muy efectivos para quitar manchas.

Prepara una pasta con dos parte de bicarbonato de sodio y una de peróxido de hidrogeno.

Cubre las manchas con la pasta y deja actuar por diez minutos.

Después frota con una esponja suave.

Lava tu olla como acostumbras hacerlo.

Para limpiar una olla quemada con superficie antiadherente


Para limpiar una olla quemada con superficie antiadherente debemos empezar siempre por suavizar la comida quemada que se pegó pero debemos utilizar un producto que no destruya el recubrimiento antiadherente.

 Vinagre blanco


Para limpiar una olla quemada que tiene superficie antiadherente utilizando vinagre blanco, vertemos una buena cantidad de este producto en la olla quemada, lo suficiente para rebasar la costra.

Ponemos en la estufa y lo dejamos hasta que llegue a ebullición. Cuando este hirviendo, bajamos la intensidad de la llama y lo dejamos unos minutos más, sin dejar que se consuma el vinagre.

Cuando esté frío, frota con una esponja suave para despegar los restos de comida que no se hayan desprendido mientras la olla estaba en la cocina.

La ventaja de limpiar una olla quemada usando vinagre es que a la vez que limpiamos, el vinagre actúa desintegrando la mancha y quitando el olor a quemado.

Quitar manchas de ollas con superficies antiadherentes


Para limpiar ollas de acero inoxidable o con cubiertas como el teflón no se recomienda usar productos mezclados pues resultan muy abrasivos.

Así que si quieres quitar manchas de quemadura, usa productos por separado.

Espolvorea bicarbonato de sodio, deja actuar por unos minutos y después frota con una esponja suave.

Puedes repetir este proceso con limón, con vinagre o con amoniaco rebajado con agua.

limpiar una olla quemada


A tener en cuenta



  • Si decides comprar productos de limpieza para limpiar una olla quemada, estos actúan de forma efectiva sobre las superficies, sólo recuerda comprar una que haya sido creada para el material específico que vayas a limpiar y sigue las instrucciones fielmente y asegúrate de ventilar adecuadamente la cocina.

  • Tanto si usas productos profesionales de limpieza como las técnicas con productos caseros asegúrate de no dejar residuos que puedan mezclarse con los alimentos y causar daños a la salud.

  • Utiliza siempre guantes de limpieza, aun con productos menos corrosivos.

  • Para ollas de acero inoxidable, puedes limpiar con amoniaco rebajado con agua o con bicarbonato, este producto es especialmente efectivo sobre esta superficie.

  • Si no quieres recurrir a productos químicos para sacar manchas persistentes, deja actuar por más tiempo el producto de limpieza que hayas seleccionado.

  • Después de lavar, asegúrate de secar bien las ollas para que la humedad no actúe sobre las superficies.


 

 

Hey, like this? Why not share it with a buddy?

Related Posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfexya

Confecciona tu presupuesto online

¡Recíbelo al momento!

VALE POR POR PROBAR NO PASA NADA

han hecho la diferencia en sus instalaciones gracias a la eficiencia de nuestros servicios.

Ir arriba
WhatsApp chat