Como limpiar acero inoxidable

La combinación de resistencia al calor, durabilidad, practicidad, brillo del acero inoxidable hace que nos decantemos por este material a la hora de elegir muebles, sartenes, cubiertos y accesorios de baño para nuestro hogar.


Otra característica que hace del acero inoxidable el favorito de la mayoría es lo fácil que resulta limpiarlo.

Pese a todas estas cualidades debemos ser constantes en la limpieza de nuestros accesorios de acero inoxidable por lo siguiente:

El acero inoxidable es acero con cromo. El cromo evita la aparición de óxido porque al entrar en contacto con el oxígeno del aire forma una capa protectora.

Mientras nuestros accesorios de acero inoxidable están cubierto de grasa o cualquier tipo de suciedad el cromo no produce su reacción química y el acero se torna vulnerable a la corrosión y por tanto al desgaste.

Para que nuestros muebles y accesorio de acero inoxidable conserven su brillo y no se manchen debemos proporcionarle un cuidado adecuado.

Por eso, a continuación encontrarás técnicas para limpiar diferentes artículos de acero inoxidable.

Técnicas para limpiar acero inoxidable

El primer paso para limpiar acero inoxidable, sea una bacha de cocina o un cubierto, es

Retirar toda la mugre.

  • Diluye unas gotas de jabón lavavajillas u otro detergente suave en agua.

  • Humedece una toalla o paño con la mezcla de jabón y agua y frota las superficies.

  • Si las superficies tienen mugre pegada, utiliza una esponja de nylon para restregar.

  • Enjuaga con abundante agua o limpia con un paño humedecido con agua limpia.

  • Seca con un paño limpio y seco.


Para limpiar acero inoxidable no agregues mucho detergente que no queden rastras de jabón en las superficies de acero inoxidable.

Pulir las superficies de acero inoxidable

Para pulir utensilios o accesorios de acero inoxidable podemos utilizar líquido limpiavidrios, aceite de oliva, aceite de limón o aceite para bebes y un paño de microfibra.

  • Humedece el paño de microfibra limpio con unas gotitas del producto que hayas seleccionado.

  • Frota siguiendo el patrón de acabado del accesorio, mueble o utensilio.

  • Con una porción seca del paño quita los residuos de producto y pule la superficie hasta que ésta quede seca al tacto y brillante.


Cómo limpiar el acero inoxidable del fregadero.

Para limpiar el acero inoxidable del fregadero de tu cocina usa bicarbonato de sodio.

  • Limpia la suciedad o restos de comida del fregadero.

  • Seca con un paño suave y absorbente.

  • Sobre el fregadero seco espolvorea dos a tres cucharadas de bicarbonato sodio.

  • Con una esponja limpia y húmeda frota distribuyendo el bicarbonato sobre toda la pieza siguiendo el patrón del acabado.

  • Vierte vinagre sobre la superficie con bicarbonato y distribuye con la esponja la espuma que formarán el bicarbonato mezclado con vinagre y deja actuar sobre las manchas y grasa.

  • Limpia con un cepillo de dientes viejo el desagüe y las ranuras del fregadero.

  • Transcurridos los diez minutos, enjuaga con abundante agua hasta quitar todo el bicarbonato

  • Con un paño limpio y seco frota toda la superficie. Con toda seguridad quedará reluciente.


Opcionalmente para aplicar el vinagre, deposítalo en un atomizador y rocía el fregadero de manera uniforme.

Repite este procedimiento como mínimo una vez por semana.

 

Cómo limpiar el acero inoxidable de tus ollas o cacerolas

Para mantener tus cacerolas de acero inoxidable debemos hacer lo siguiente:

  • No laves tus cacerolas de acero inoxidable en el lavavajillas pues se dañan las asas, lávalas a mano en el fregadero.

  • Diluye jabón lavavajillas en un poco de agua.

  • Moja abundantemente una esponja lavaplatos con la mezcla de agua y jabón

  • Frota la cacerola con la esponja de forma uniforme

  • Seca inmediatamente usando un paño o toalla suave, seca y limpia.

  • De formarse manchas de agua o para prevenir que se formen, enjuaga con agua mineral con gas y seca inmediatamente, siempre con paños no abrasivos.


 

Si la cacerola tiene comida pegada, ante de lavar haz lo siguiente:

  • Vierte agua en la cacerola, hasta 1 pulgada o 3 centímetros de altura de la cacerola.

  • Colócala en la cocina nuevamente y deja que hierva.

  • Cuando el agua empiece a hervir, agrega una cucharada de bicarbonato o de sal.

  • Deja hirviendo la mezcla a fuego lento por unos 15-20 minutos.

  • Transcurridos los minutos, empieza a despegar la comida de la cacerola con una espátula de madera o de plástico, repite hasta despegar todo lo que estaba pegado.

  • Después que hayas quitado todo la comida pegada en la cacerola, lávala como de costumbre.

  • Si quedan marcas de quemadura, tanto por dentro como por fuera, espolvorea bicarbonato de sodio y frota con una esponja o un trapo limpio realizando movimientos circulares.

  • Seca inmediatamente con un paño suave y limpio.


También puedes aplicar el bicarbonato de sodio en seco, formando una mezcla pastosa de bicarbonato con agua y frotando siempre de forma circular hasta que la mancha desaparezca completamente.

Otra opción es mojar las cacerolas con jugo de limón o dejar reposar rodajas de limón sobre las manchas y dejarlas actuar por unos minutos.

Después enjuaga con agua limpia y seca inmediatamente

Pulir las cacerolas

Para pulir las cacerolas espolvoreamos harina sobre la superficie completamente seca y frotamos con una bayeta o paño suave hasta que la quitemos toda.

Para pulir las cacerolas de acero inoxidable puedes adquirir un producto especialmente creado para la limpieza de utensilios de cocina en el supermercado o en tiendas de productos para el hogar.

 

Cómo limpiar mobiliario grande de acero inoxidable

Limpiar acero inoxidable de superficies de mayor tamaño como la campana extractora de la cocina, una superficie expuesta constantemente a la grasa no tiene que ser tan complicado.

  • Verter en un recipiente agua caliente y agregarle unas gotas de un limpiador que contenga amoniaco o unas gotitas de amoníaco.

  • Sumerge una bayeta o paño de microfibra de uso profesional en el agua con amoniaco y frota la superficie siguiendo el patrón de acabado repite hasta que no quede nada de grasa.

  • Después humedece un paño con un limpiador multiusos.

  • Seca con un paño limpio y seco para sacar brillo a las superficies.


Recuerda que no debes dejar pasar mucho tiempo entre limpieza y limpieza para conservar como nuevos tus superficies de acero inoxidable.

 

Cómo limpiar accesorios de acero inoxidable del baño  

La regadera y llaves y demás accesorios de acero inoxidable del baño:

  • Con un paño suave quitamos los restos de polvo

  • Diluimos ¼ de taza de vinagre blanco en medio litro de agua

  • Humedecemos un paño en la mezcla de agua y vinagre y dejamos actuar por 20 minutos.

  • Después enjuagamos con abundante agua y secamos inmediatamente.


Podemos sustituir el vinagre por jugo de limón.

 

Cómo limpiar acero inoxidable de tus joyas.

Con detergente suave

  • En un recipiente pequeño, diluye un poco de jabón lavavajillas o cualquier detergente que sea suave en un poco de agua.

  • Sumerge una pequeña parte de un trapo o paño suave que no suelte pelusa en el agua con jabón

  • Empieza a limpiar con el trapo siempre siguiendo el patrón del acabado para garantizar la limpieza y conservar la uniformidad en el tono de las joyas.

  • Con un trapo limpio, que no desprenda pelusa, humedecido con agua limpia y fresca, limpia para quitar los residuos de jabón.

  • Cuando hayas quitado todo el jabón, seca inmediatamente con un paño limpio y seco siguiendo el patrón del acabado.


Con pasta dental

Podemos recurrir a la pasta de dientes para limpiar el acero inoxidable de nuestras joyas si éstas están demasiado sucias:

  • Coloca un poco de pasta dental en las cerdas de un cepillo de dientes que ya no vayas a utilizar y frota con él las joyas siguiendo el patrón de acabado.

  • Sumerge las joyas en un recipiente con agua para enjuagarlas, cambia el agua hasta asegurarte que no queden residuos de pasta, ya que es un producto abrasivo y puede dañar la joya si permanece en la joya.

  • Por último, seca las joyas con un paño limpio y seco y déjalas ventilando al aire libre para que se sequen completamente.


Si decides usar pasta dental para limpiar tus joyas, asegúrate que no contenga sílice y que no sea blanqueadora.

 

Bicarbonato de sodio

  • En un recipiente vierte dos partes de bicarbonato de sodio con una parte de agua y mezcla hasta formar una pasta. La medida de bicarbonato dependerá del tamaño de las joyas o de cuantas joyas limpiarás. Generalmente se requiere 15gr de bicarbonato, por cada par.

  • Aplica la pasta de bicarbonato en las joyas usando un cepillo de cerdas suaves. Asegúrate de que las cerdas sean suaves para no dañar las joyas y no apliques mucha pasta de una sola vez.

  • Aplícala progresivamente la pasta y siguiendo el patrón de acabado.

  • Vierte en un recipiente agua caliente y sumerge las joyas para lavarlas hasta eliminar todo el bicarbonato de sodio.

  • Seca las joyas y asegúrate que no quede nada de humedad.

  • Déjalas ventilando al aire libre por unas hora


Pulir joyas de acero inoxidable

Para devolverles el brillo a tus joyas de acero inoxidable puedes usar un pulidor o un paño para pulir joyas de acero. No pulas con paños para pulir plata porque manchan el acero.

 

Cuidado básico de joyas de acero inoxidable

  • Guarda tus joyas de acero inoxidable donde no entren en contacto con ninguna sustancia como alcohol, cremas corporales o perfumes

  • Guárdalas en bolsas suaves y por separado de otras joyas pues a pesar de su durabilidad y resistencia, otros metales las rayan fácilmente.

  • Elimina manchas de agua, frotando con un paño limpio y suave humedecido con vinagre rebajado con agua, después enjuaga y seca inmediatamente.

  • Si limpias tus joyas con limpiadores comerciales o paños para joya asegúrate que no contengan cera porque este material las opaca y las puede desgastar.


 

Técnicas de mantenimiento de diario de acero inoxidable

Limpiar acero inoxidable o darle mantenimiento diario es muy sencillo:

  • Limpia derrames o manchas inmediatamente recuerda que el cromo debe estar en contacto con el aire para crear la protección.


 

  • Por la misma razón, asegúrate de no dejar ningún residuo del limpiador que uses, ya sea que limpies con un producto de limpieza especializado o con detergentes, enjuaga bien con abundante agua o limpia las veces que sea necesario con un palo limpio humedecido con agua limpia.


 

 

  • Las superficies deben permanecer secas si no las estamos utilizando, para que la humedad no interfiera con la acción del cromo.


 

  • Destina un cepillo pequeño para limpiar los recovecos y la hornilla por donde sale el agua.


 

  • Las técnicas antes descritas son para brindar limpieza profunda. Para limpiar acero inoxidable y darle manteniendo diario basta con lavar con agua tibia y frotar con un paño o esponja y después secar inmediatamente.


 

Cómo limpiar acero inoxidable: marcas y manchas superficiales

Para eliminar manchas superficiales como las que dejan nuestras huellas dactilares, rocía con limpiavidrios y frota con un paño de microfibra, después enjuaga y seca inmediatamente con un paño seco suave y que no suelte pelusa.

Elimina manchas de líquidos y comida que se hayan secado, aplica un limpiador de acero inoxidable en crema y frota con un paño suave hasta quitar todo la crema y la superficie se sienta seca al tacto.

Para manchas más fuertes, usa bicarbonato de sodio y frota con un paño suave.

A tener en cuenta

  1. Algo importante que debemos tener presente a la hora de limpiar acero inoxidable es nunca usar lejía, cloro o detergentes fuertes, menos industriales ya que el cromo es sensible a estos productos y pueden dañar drásticamente las superficies de acero inoxidable porque destruyen la capa de protectora de cromo.


 

  1. Evita usar también productos que contengan ácido nítrico, pues es altamente corrosivo y hay muchas opciones menos agresivas que brindan grandes resultados y si no se manipulan adecuadamente corres riesgo de intoxicación.


 

  1. Para limpiar acero inoxidable no mezcles varios productos de limpieza. No mezcles productos caseros como el vinagre o jugo de limón con productos químicos, ni hagas mezclas de varios productos químicos


 

Todos actúan muy bien usándolos por separado o sólo diluyéndolos con agua.

 

  1. Asegúrate de no utilizar productos limpiadores o pulidores de acero inoxidable de capacidad industrial, pues resultan nocivos para la salud, ya que contienen productos químicos mucho más fuertes.


 

  1. Asegúrate de no usar lana de acero, estropajos ásperos, o cualquier limpión abrasivo para no causar rayones, pues estos solo pueden ser corregidos por profesionales


 

 

  1. Si las manchas no desaparecen de la superficie que limpiaste o no adquiere el brillo que deseas, usa un limpiador de acero inoxidable de los que se encuentran en la ferretería o supermercado.


 

  1. La otra opción es usar una esponja medianamente abrasiva y frotar sobre las manchas de quemadura.


 

Para pulir y proteger las superficies de acero inoxidable

Para quitar rayas o mejorar el brillo de las superficies de acero inoxidable debes pulirlo y sobre todo darle mantenimiento constante.

  • Si decides buscar un producto en el supermercado o en una tienda de mantenimiento del hogar, compra productos especializados para acero inoxidable. Para borrar rayas son especialmente efectivas las ceras. Aplica siguiendo cuidadosamente las instrucciones de uso del producto.


 

  • Si prefieres usar productos caseros para eliminar rayones superficiales, moja un trapo suave con vinagre o jugo de limón y frota las superficies.


 

  • También puedes pasar un paño suave humedecido con aceite de oliva o aceite de bebe, dejas actuar por unos minutos y secas con papel de cocina.


Productos que debes evitar

Para limpiar acero inoxidable evita usar:

  • Detergentes industriales: provocan rayaduras en las superficies

  • Lejías y otros derivados de cloro: destruyen la capa de cromo.

  • Estropajos: rayan las superficies.

  • Productos para limpiar plata: manchan y desgastan las superficies.


Productos que puedes usar

  • Esponjas suaves, paños, bayetas de microfibra y de microfibra industrial

  • Vinagre blanco diluido y zumo de limón.

  • Bicarbonato de sodio: especialmente efectivo con manchas fuertes como la que deja el café.

  • Limpiadores multiusos con PH neutro.

  • Sosa o carbonato sódico: para eliminar manchas de café o té.

  • Disolventes con bioalcohol: para eliminar grasa, pegamento, ceras, etc.

  • Amoníaco rebajado con agua.


Medidas de seguridad para limpiar acero inoxidable

Antes de empezar a limpiar debes tomar medidas de precaución y no corras ningún tipo de riesgos.

  • Ventila los ambientes en los que se encuentran los accesorios y muebles de acero inoxidable que vas a limpiar. Sobre todo si vas a usar productos químicos.

  • Usa en todo momento guantes de limpieza para evitar cortes e irritación por la manipulación de productos.

  • Si usas productos químicos sigue al pie de la letra las instrucciones del fabricante.

  • Si utilizamos un producto por primera vez, debemos hacer una prueba en una pequeña parte de la superficie a limpiar.

Hey, like this? Why not share it with a buddy?

Related Posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfexya

Confecciona tu presupuesto online

¡Recíbelo al momento!

VALE POR POR PROBAR NO PASA NADA

han hecho la diferencia en sus instalaciones gracias a la eficiencia de nuestros servicios.

Ir arriba
WhatsApp chat