Instrucciones sobre como hacer un presupuesto de limpieza

Como hacer un presupuesto de limpieza es una de esas preguntas que se plantean tanto quienes poseen una empresa que se dedica a estos servicios como quienes desean contratarlos.


La limpieza, entendida como un proceso integral que comprende la unificación de distintos criterios en la prestación de un servicio concreto, depende de considerar globalmente un desglose de trabajos concretos. Estos servicios, lógicamente, tienen un valor en el mercado, por lo que el presupuesto que se ofrece por ellos se ha revelado como el instrumento que más fielmente acredita su coste.



Los factores que determinan el presupuesto de limpieza


El presupuesto que una empresa de limpieza presenta por la realización de unos servicios concretos dependerá, en primer lugar, de las necesidades del cliente. Será la adaptación de los recursos (tanto humanos como materiales) puestos a disposición por la firma a las preferencias del cliente lo que determinará el precio a pagar por los trabajos.


En este aspecto, hay que señalar que, como es lógico, la empresa deberá buscar una rentabilidad suficiente por la realización de dichos servicios. Una rentabilidad que, por lo general, suele oscilar entre el 4 y 8 %. Se trata de unos porcentajes que varían en función del volumen de negocio acordado entre ambos.


Por otro lado, hay que tener en cuenta que existen dos baremos fundamentales para tasar el valor de estos servicios. Estos son, básicamente, el precio por hora, el cual permite, tanto al contratante como al contratista, proporcionar una mayor flexibilidad y unas tarifas más ajustadas. Se trata, por lo tanto, de abordar trabajos de mantenimiento a medio y largo plazo, como los que se llevan a cabo en las oficinas y comunidades de propietarios. Asimismo, cabe la posibilidad de optar por los precios por proyecto, asociados a trabajos en espacios y tiempos más concretos. El margen de las tarifas, en estos casos, resulta mayor, dado que los trabajos pueden ser excepcionales o más específicos. Ejemplos de estos proyectos serían, entre otras, las limpiezas vinculadas a las obras o las de acondicionamiento de los garajes.


Otro de los indicadores a valorar a la hora de establecer un presupuesto por unos servicios de limpieza es el relativo a los precios que se manejan por estos trabajos en los lugares en cuestión. Generalmente, el cobro de 15 euros por hora de limpieza constituye una tarifa normal, pero hay que recordar que estas pueden oscilar al alza o a la baja en función de la renta per cápita de cada ciudad.



Los servicios fundamentales


A grandes rasgos, ese precio es el de una limpieza a la que no se añaden más complementos, es decir, que se realiza sin maquinarias ni conocimientos especializados. Es un precio básico, el cual se mueve en los umbrales fijados por las tarifas que establece la competencia y el coste de la vida característico de cada ciudad. Pero, sobre todo, este precio depende del gasto que cueste la realización de los trabajos a la empresa que se encargue de ellos.


Estos gastos están relacionados con el coste que alcanzan los productos empleados, los desplazamientos realizados (como gasto añadido), las amortizaciones de los materiales (si se utilizan maquinarias, se produce un encarecimiento) y el personal (la plantilla empleada) y sus coberturas asociadas (como los días de asuntos propios, las vacaciones contempladas y las cuotas de la Seguridad Social).



Los servicios adicionales


Existen distintos servicios complementarios al paquete básico y que suponen un encarecimiento del presupuesto. Igualmente, es posible desechar algunos que, aunque sean ofrecidos entre los habituales, no sean necesarios. Por lo que respecta a los adicionales, hemos de reseñar algunos, como los trabajos verticales, la limpieza de máquinas o la eliminación de manchas de los revestimientos textiles (moquetas y alfombras, básicamente).


Ningún asunto de la limpieza ha de ser obviado en el presupuesto y todos ellos han de ser detallados y contractualizados. Sobre todo, suelen destacarse los metros cuadrados a limpiar y la estructura del inmueble, además de la distribución de los elementos que se encuentran en él. En este sentido, hemos de remarcar que no se cobrarán igual, por ejemplo, las limpiezas de espacios y las de instalaciones que se encuentren repletas de material informático. Asimismo, tenemos que valorar la existencia de circunstancias especiales, las cuales pueden requerir unos precios acordes a su complejidad. Entre ellas, podemos citar diversos contextos que compliquen los trabajos, la necesidad de conocimientos específicos sobre superficies o productos y los problemas climáticos o geográficos.



Información contractual que no debe faltar


Por último, hay algunos aspectos asociados al Derecho Mercantil que vale la pena poner en valor, puesto que su constancia en el contrato se revela como primordial. En su presupuesto deben aparecer tanto los datos completos del cliente que contrata el servicio como los de la empresa de limpieza (con su certificación correspondiente). Asimismo, deberán constar la fecha de emisión y los plazos en los que empiezan a prestarse los servicios y caduca el presupuesto firmado. La periodicidad de cada tipo de limpieza también tendrá que quedar clara.


Los servicios acordados tendrán que ser especificados de manera pormenorizada, como ya se comentó con anterioridad. Por tanto, todos los detalles, a modo de inventario, serán especificados de manera exhaustiva. De igual modo, las máquinas y los productos utilizados serán recogidos en el presupuesto contractualizado. Incluso tendrán que quedar registradas algunas normas que tenga la empresa y a las que haya de ajustarse el trabajo. La cantidad de operarios necesaria para llevar a cabo los trabajos también figurará, igual que las horas y el precio que se abonará por ellas, lo que permitirá conocer, cuando no se trate de trabajos por proyectos, el precio de la limpieza por hora.


Las formas de pago, las cuales interesa que sean flexibles, deberán aparecer en este documento. Tampoco hemos de olvidar el seguro de responsabilidad civil con el que han de contar las empresas de limpieza y las cláusulas que garanticen el cumplimiento del servicio, así como sus resultados. Si se dispone de certificados de calidad, como las normas ISO 9001 y 14001, también debe quedar reflejado.




En definitiva, una guía útil para saber como hacer un presupuesto de limpieza efectivo y rentable.


Hey, like this? Why not share it with a buddy?

Related Posts

1 comentario en “Instrucciones sobre como hacer un presupuesto de limpieza”

  1. Pingback: Trabajo de limpieza por horas.Elegir la empresa correcta para ello

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfexya

Confecciona tu presupuesto online

¡Recíbelo al momento!

VALE POR POR PROBAR NO PASA NADA

han hecho la diferencia en sus instalaciones gracias a la eficiencia de nuestros servicios.

Ir arriba
WhatsApp chat